El Palacio de los Deportes se rindió ante el talento de Shawn Mendes

Escucha esta nota en MNI Radio
Voiced by Amazon Polly

Por: Karen Campos

En Twitter el Hashtag “Hoy veo a Shawn” se hizo tendencia durante unas cuantas horas en la mañana, y es que desde que se anunció el concierto del canadiense en México logró causar sensación, prueba de ello son las tres fechas que abarrotó en CDMX como parte de su “Shawn Mendes: The Tour”. Y como si no fuera suficiente que sus shows estén cerca de fechas decembrinas, el cantante cierra su gira en esta gran ciudad que incluso lo recibió con mariachis.

El Palacio de los Deportes poco a poco se fue llenando de chicas dispuestas a disfrutar del segundo concierto que ofreció Shawn en la CDMX. Cerca de las 20:20 hrs las luces del recinto se apagaron, los gritos de las eufóricas fans no se hicieron esperar y cada una de las secciones se pintó de morado con la luz de unas pulseras que a lo largo de la velada prendieron y apagaron al ritmo de cada uno de los temas de Shawn Mendes.

Vestido con un pantalón negro, una camisa blanca, un chaleco de mezclilla y acompañado de su guitarra, el concierto dio inicio con “Lost in Japan”, “Nervous” y “There’s Nothing Holdin’ Me Back”. Por lo general cuando se hacen este tipo de reseñas es fácil identificar la canción que todo mundo corea, esa que todos esperan para desbordar su emoción, pero en el caso de Shawn Mendes daba lo mismo que interpretara “Stitches o “Bad Reputation”, pues todas fueron coreadas y recibidas con la misma emoción y euforia de sus seguidoras.

Una breve introducción de “Señorita” logró enloquecer a las fans del canadiense, quienes no dudaron en continuar coreando “I Know What You Did Last Summer”, “Mutual” y “Never Be Alone”, temas que formaron parte de esta primera parte del show que se llevó a cabo en el escenario principal.

Justo a mitad del Palacio de los Deportes había un escenario más pequeño, equipado con un pequeño piano y en medio una gran rosa que prendía de la misma forma que las pulseras del público. Shawn corrió en medio de un pasillo hasta aquel lugar para interpretar “I Wanna Dance With Somebody”, “Because I Had You” y “A Little Too Much”.

“Te amo”, dijo el cantante y como respuesta recibió los gritos de emoción de sus seguidoras, los mismo que recibió al momento de usar una corona de flores para continuar con “When You’re Ready”, “Life of the Party”, “Like to Be You” y “Ruin”. Dos banderas tricolor fueron lanzadas al escenario, y tomó la más grande para ondearla un par de segundos y luego ponerla sobre su piano.

Shawn pasó una vez más corriendo entre el pasillo y aprovechó la oportunidad para estirar los brazos y saludar al mayor número de fans posibles. A su regreso al escenario principal interpretó “Treat You Better”, Particular Taste”, “Where Were You in The Morning”.

Una ola de luces color azul inundaron el Palacio de los Deportes a ritmo de “Why” y “Mercy”, canciones que seguramente lograron arrancar lágrimas a más de una emocionada fan, pues Mendes también agradeció a su público el estar esa noche ahí y lanzó varios besos al aire, además de unas cuantas plumillas.

El concierto llegó a su fin con un cover de “Fix You” de Coldplay, seguida de “In My Blood”, fueron cerca de nueve minutos de pura emoción y gritos, que se vieron acompañados de una lluvia de papelitos y con Shawn Mendes alzando la bandera de México, la cual colocó sobre su espalda para de esta manera agradecer a su público mexicano por una gran noche.

Shawn Mendes ofreció un concierto en el que dio muestra de su talento, canta y toca “como se escucha en Spotify”, posee un carisma del que es difícil no sentirse cautivado, y tiene la capacidad de mover y emocionar a su público con su sola presencia en el escenario. Sin duda su concierto en el Palacio de los Deportes es una gran forma de cerrar el año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *