QUE NOS DEJA EL GIFF 2019

Que nos deja el GIFF 2019, sin duda una responsabilidad cultural y social en el marco de la creación de cine independiente. El gran ejercicio de las encubadoras que aporta en gran medida el destino de los realizadores.

No es tema totalmente del dinero, estamos ante un proceso de cambios generacional y administrativos, es importante que mas gente del cine se involucre, los actores participen desde su trinchera en seguir apoyando de cualquier forma; el estado de Guanajuato más allá de su aportación económica, es necesario publicite, enmarque a la población con estas actividades.

En gran medida el trabajo titánico de Sarah Hoch y su equipo, es el que mueve a el Festival Internacional de cine de Guanajuato, es normal que los rumores se ciernen sobre la administración del FIGG, por ahora no cabe duda que se debe disfrutar, cineastas y cinéfilos; comprender que se puede regresar a la esencia de la creación del arte, del cine por el cine.

Nos llevamos un buen recuerdo, talleres que dignifican a el gremio sobre la profesionalización de la critica en el cine, un alto a esa gente que solo usa el séptimo arte como escaparate personal, olvidándose en algún momento de la fuente verdaderamente poderosa.

Aplausos para este encuentros, talleres y experiencias con cineastas, loable gesto siempre de los compañeros, que con su pluma trasgreden a lo largo de su carrera las salas de cine, una apuesta interesante sumar a personajes de la vida social, actoral y periodistas de fuente.

Por otro lado Huachicolero me dejo con sentimientos encontrados, la creación con pocos recursos un tema no en boga, sin duda un problema social que impacta no con López, como se viene mencionando, se tiene más de tres sexenios con esta problemática social, en un país de rezagos, la mirada a esta cinta desde nuestra trinchera, nos invita a seguir sumando más creaciones, sin embargo aunque no se tiene fecha de estreno, se debe apoyar estos ejercicios que le vienen bien a nuestro país.

Deseamos más gente de cine, mas obras, mas apoyo de las instituciones, los medios nos involucremos para aprovechar los canales de retroalimentación y decirle a el equipo del GIFF no están solos.

Las experiencias con el Rally Universitario, semillero de nuevos valores, que le aporta mucho a el festival en su identidad, al final la base del GIFF.

Sumar con la solidez de  una pluma que mueve masas, críticos, cineastas y realizadores hacen de este festival la formula perfecta, la apuesta se queda en la mesa, que pasara con el GIFF 2020, sin duda una gran interrogante.

Más festivales de cine, mas apoyo a realizadores y que prevalezca la oportunidad maravillosa de trabajar con jóvenes.

Gracias GIFF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *