Cobots para el mundo real: ¿son adecuados para tu empresa?

Por Esben Østergaard, CTO y cofundador de Universal Robots

México ocupa el sitio 76 de 140 países, en el índice de adopción de nuevas tecnologías favorables al desarrollo económico, “Índice de competitividad global 4.0”, desarrollado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

Mucho se habla sobre las nuevas tecnologías que se desarrollan y se implementan alrededor del mundo en diferentes industrias y que cumplen con diferentes funciones, pero ¿cuántas de estas realmente conocemos y utilizamos en su totalidad? Sin importar la respuesta, debemos saber que toda la tecnología que evoluciona lo hace para poder facilitar el trabajo, la forma en que las personas realizan sus actividades y, además, para mejorar su calidad de vida.

Cobots y humanos: el binomio del futuro

Un robot colaborativo o “cobot” está diseñado para ayudar a los seres humanos como guía o ayudante a completar una tarea específica o un conjunto de tareas. Un robot tradicional está diseñado para ser programado para que funcione de manera casi autónoma. En contraste, un cobot está programado para trabajar junto a un humano en una capacidad útil. Dependiendo de la capacidad, tener una “mano amiga” robótica puede hacer una gran diferencia en términos de productividad.

Los robots tradicionales están diseñados para trabajar de forma autónoma. De hecho, los robots industriales son demasiado peligrosos para compartir el espacio con los humanos y se han relacionado con muchos accidentes fatales. Son excelentes para realizar trabajos monótonos y para levantar objetos pesados, pero cuando hacen contacto con humanos pueden causar lesiones graves.

Los robots colaborativos, por otro lado, están diseñados para trabajar junto a los humanos e incluso pueden completar tareas que ayudan a prevenir lesiones de las personas con las que trabajan. Los cobots más avanzados son funcionalmente flexibles, por lo que pueden cambiar rápidamente entre una variedad de tareas. Es fascinante considerar que la tecnología ha progresado hasta el punto en que una expresión acción humana puede ayudar a un robot a “pensar” y responder a una tarea determinada.

La tecnología ha evolucionado más allá de solo mejorar la eficiencia en los espacios de trabajo ha avanzado hacia la mejora de las capacidades de la fuerza laboral al convertirse en un socio colaborador. Los dispositivos robóticos portátiles y las máquinas inteligentes han permitido que el hombre y la máquina trabajen juntos. El enfoque de trabajo en equipo aprovecha las capacidades de los humanos y las máquinas para crear una asociación más efectiva y eficiente. Los cobots encajan bien en esta ecuación. De hecho, para algunas organizaciones, los cobots pueden transformar literalmente una operación completa.

¿Tu empresa requiere cobots?

Los cobots se utilizan principalmente para mejorar el rendimiento, y esto puede ser valioso en casi cualquier industria que exista. Cualquier tipo de entorno en el que se puedan automatizar las cosas con la colaboración humana / robot sería adecuado para implementar robots colaborativos en el flujo de trabajo existente. Basados en los avances tecnológicos, los cobots parecen adecuados tanto para tareas repetitivas como para procesos cambiantes.

Las compañías que producen cobots incluso están planificando para futuras necesidades. Lo que funciona en un entorno actual puede necesitar una gran expansión en el futuro. Al producir robots que pueden obtener mejores capacidades para adaptarse al crecimiento y las necesidades futuras, los fabricantes de robots pueden ayudar a las empresas de cualquier sector a ahorrar tiempo y dinero. También pueden ganar eficiencia según se requiera. Una compañía que invierte en cobots para sus procesos de producción hoy continuará beneficiándose de las capacidades expandidas que avanzan gracias a los diseños de hoy con el futuro en mente.

Los robots colaborativos se fabrican hoy de una manera que es muy eficaz. Están diseñados para que sean fáciles de configurar, flexibles para trabajar, seguros y rentables para diversos tipos y tamaños de empresas.

Una vez que los cobots estén bien establecidos en entornos industriales, probablemente también comenzarán a aparecer en entornos domésticos. Por supuesto, esto presentará nuevos desafíos que deberán superarse. El progreso lleva tiempo. Será interesante ver cómo evolucionan las personas y los negocios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *