Tips para un cierre contable exitoso

Ciudad de México, 13 de marzo 2019. – Han pasado algunas semanas de haber comenzado el año, en las que seguramente nos encontramos revisando a detalle los resultados económicos de la empresa, comprobando si las estrategias llevadas a cabo están teniendo éxito o si es conveniente aplicar algunos cambios, pero todo este indicativo lo podremos identificar – en gran mayoría – en los estados financieros.

El cierre contable es un ejercicio obligatorio que debe realizarse el último día del año. El ejercicio económico de las empresas inicia el 1 de enero y termina el 31 de diciembre del mismo año; por lo tanto, el cierre contable se realiza entre el 1 de enero y el 31 de marzo del siguiente año, fecha en que deben ser presentados para su declaración de impuestos, así como a los accionistas, entres de control y vigilancia.

No hay que confundir el cierre fiscal del ejercicio con su cierre contable. El primero es un proceso posterior al segundo, y consiste, resumidamente, en aplicar el pago de impuestos y deducciones al cierre contable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *