Brinda Coppel Comunidad salud visual a más de 7 mil niños mexicanos

• Coppel Comunidad, a través de su programa “Salud Visual”, realizó 17,594 exámenes optométricos y benefició con lentes oftalmológicos a 7,448 estudiantes.

• Según la OMS, en todo el mundo hay 19 millones de niños que padecen alguna discapacidad visual.

Ciudad de México, a 6 de agosto, 2019.- En el marco del regreso a clases, Coppel Comunidad realizó por segunda ocasión el programa social “Salud Visual”, cuyo objetivo es brindar atención optométrica y donar lentes a alumnos de escuelas públicas con padecimientos visuales. Esta acción permite impulsar la igualdad de oportunidades en la población infantil mexicana, además de contribuir a la disminución del bajo rendimiento académico y la deserción escolar.

Durante julio y agosto, en alianza con la Fundación Ver Bien para Aprender Mejor, Coppel Comunidad realizó en el Estado de México y Sonora, 17,594 exámenes optométricos y benefició con lentes a 7,448 estudiantes. Desde 2017, a través de esta iniciativa se han realizado pruebas visuales a más de 45,000 alumnos y se han favorecido con anteojos a más de 15,620 estudiantes, en 9 estados del país.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que hay 19 millones de niños en el mundo que padecen discapacidad visual[1] por dificultades de refracción como miopía, hipermetropía y astigmatismo, de los cuales hasta el 80% de los casos se puede prevenir con un diagnóstico temprano.

Por esta razón, la revisión de la vista en niños de edad escolar ayuda a detectar padecimientos a tiempo. Cabe destacar que el 80% del aprendizaje se genera a través de la visión.

Sin embargo, descubrir padecimientos oculares durante la infancia es complicado, ya que muchos niños no manifiestan síntomas o pasan por alto sus dificultades visuales. Por lo tanto, el papel de los padres y los profesores es fundamental en la detección de trastornos visuales.

Dentro del programa “Salud Visual”, Coppel Comunidad crea la campaña “Señales Invisibles”, a través de la cual, comparte a sus clientes información sobre los comportamientos que tiene un niño con dificultades oculares, entre ellos:

Leer a menos de 40 centímetros de distancia.
Fruncir el ceño al leer.
Entrecerrar los ojos para ver algo.
Inclinar la cabeza para tratar de ver mejor.
No distinguir personas u objetos a lo lejos.
Frotarse los ojos constantemente para aclarar la vista.

“En Coppel Comunidad sabemos que para aprovechar la educación se requieren óptimas condiciones de salud y bienestar, por ello impulsamos acciones encaminadas a promover y mejorar la salud visual. Desde 2017, hemos realizado exámenes optométricos a más de 45,000 alumnos, y beneficiado con lentes a más de 15,620 estudiantes a lo largo del país”, expresó Rocío Guerrero, Directora de Coppel Comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *