El vicepresidente

Tiempos de poder, una cinta muy al estilo americano, Dick Cheney el hombre fuerte de la casa blanca, ahora en una cinta con tonos blancos y ácidos, para el desarrollo de esta pelicula.

De Annapurna Pictures y el escritor y director ganador del Premio de la Academia® Adam McKay (THE BIG SHORT) llega la audaz y subversiva comedia EL VICEPRESIDENTE, MÁS ALLÁ DEL PODER (VICE), una poco convencional mirada tras bambalinas al ex vicepresidente de los Estados Unidos Dick Cheney, desde sus días como pasante en el Congreso hasta ser en el hombre más poderoso del planeta. Adueñándose por completo de la personalidad del altamente reservado personaje principal, que cambió el mundo de formas en las que pocos líderes de los últimos 50 años han logrado, el ganador del Oscar® Christian Bale encabeza un reparto estelar que incluye al nominado al Oscar® Steve Carell, como el afable pero duro Donald Rumsfeld; a la nominada al Oscar® Amy Adams, como la ambiciosa esposa de Cheney; y al ganador del Oscar® Sam Rockwell, como el influenciable George W. Bush.

SINOPSIS
Con su entretenida e incisiva película ganadora del Oscar® THE BIG SHORT, el escritor y director Adam McKay desnudó las fraudulentas maniobras de Wall Street que condujeron al mayor colapso financiero desde la Gran Depresión. En su nuevo filme EL VICEPRESIDENTE, MÁS ALLÁ DEL PODER (VICE), McKay se enfoca en otra historia de la vida real, la de uno de los cerebros más reservados y esquivos en la historia política moderna de los Estados Unidos: Richard Bruce (Dick) Cheney y une fuerzas con Christian Bale (THE BIG SHORT, THE FIGHTER), en otra caracterización sorprendente y transformadora. El filme es coestelarizado por Amy Adams (ARRIVAL, AMERICAN HUSTLE), Steve Carell (THE BIG SHORT, BEAUTIFUL BOY) y Sam Rockwell (THREE BILLBOARDS OUTSIDE EBBING, MISSOURI).
A través de medio siglo, la compleja trayectoria de Cheney (Christian Bale), desde que era un trabajador de la industria eléctrica en el Wyoming rural hasta convertirse en el presidente de facto de los Estados Unidos, ofrece una mirada íntima —cómicamente oscura y a veces estremecedora, del uso y abuso del poder institucional. En las capaces manos de McKay, la dicotomía de Cheney como dedicado hombre de familia y un titiritero político se relata con intimidad, ingenio y audacia narrativa. Guiado por su formidable e invariablemente leal esposa, Lynne (Amy Adams), y con el áspero y tempestuoso Donald Rumsfeld (Steve Carell) como mentor, Cheney se abrió paso en la estructura de Washington D.C. desde la administración de Richard Nixon convirtiéndose en el Jefe del Estado Mayor de la Casa Blanca para Gerald Ford y luego, tras pasar cinco periodos en el Congreso, en Secretario de Defensa para George H.W. Bush. En el año 2000, dejó su cargo como CEO de Halliburton para postularse como vicepresidente de George W. Bush (Sam Rockwell) con el acuerdo implícito de que ejercería su labor casi sin supervisión; sería un copresidente en todos los sentidos, excepto el título.
Las acciones astutas y furtivas de Cheney han alterado el panorama político de manera tal que sus consecuencias seguirán estando presentes en las décadas por venir. Sin embargo, es claro que hay más de un Dick Cheney, un hombre cuya reputación en el sector público se contrapone a su vida privada y evidente devoción por su familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *